¿Por qué es necesario el mantenimiento de carreteras?

¿Alguna vez te has parado a pensar cuántos vehículos hay en España? Suponemos que muchos, ya que somos millones y millones de personas. Pero, si queremos un dato exacto, tenemos que irnos a la última estadística facilitada por la Dirección General de Tráfico (DGT). Exactamente, en España, el parque automovilístico está compuesto por 34.434.791 vehículos.

Con el paso del tiempo, las carreteras se ven afectadas por factores tales como las precipitaciones o el transcurso constante de vehículos. A la larga, este causará graves problemas a los medios de transportes, así como al propio ecosistema. ¿Cada cuando tiempo que hay realizar un mantenimiento? ¿Qué se puede evitar con una correcta conservación del estado de una carretera?

Solicite información para realizar una obra o mantenimiento de un proyecto civil o privado

Factores que deterioran el asfalto:

Como hemos comentado anteriormente, el deterioro y el desgaste de las carreteras se deben a varios factores:

Motivos para mantener las carreteras:

Mantener en buen estado las infraestructuras de carreteras proporciona beneficios tanto económicos como sociales. 

Una buena conservación de la red viaria cuesta un 70% menos que volver a hacerla, por lo que supondría un ahorro en el futuro. 

Además, mantener el pavimento en buen estado no solo mejorará la circulación de nuestro vehículo. También disminuye el riesgo de accidentes y el consumo de combustibles, reduciendo las emisiones de CO2. Según un estudio realizado por la Asociación Española de la Carretera (AEC), más de un 90% de los accidentes de tráfico son provocados por las malas condiciones de la carretera. 

Tipos de mantenimiento:

En general, para llevar un correcto mantenimiento de las carreteras, se pueden realizar varias acciones para conservarlas:

  • Conservación rutinaria de tramos y puentes: Consiste en limpiar el asfalto, así como reparar los pequeños desperfectos que se vayan encontrando en la superficie, controlando la vegetación que pueda haber y los sistemas de drenaje. 
  • Señalización: Controlar la señalización de la carretera, como la velocidad o los vehículos permitidos, también afectará de forma positiva a la conservación de la red viaria. 
  • Conservación periódica: Implica el restablecimiento de las características iniciales de la rodadura (asfalto y pavimento), llegando a reparar de forma general la obra. 

Como has podido ver, mantener en buen estado una carretera no solo es bueno para la salud de las personas, también para el medio ambiente. Si tienes cualquier duda sobre el mantenimiento de una calzada, no dudes en contactar con nuestro equipo.