Errores al hacer una instalación eléctrica sin ayuda de profesionales

Es cierto que a veces intentamos ahorrar dinero al realizar trabajos en nuestro hogar, pero debemos tener en cuenta que «lo barato sale caro». En otras palabras, tratar de reducir gastos puede llevarnos a cometer errores que pueden llegar a ser muy caros a largo plazo.

Los problemas más frecuentes surgen cuando no contamos con suficiente información y conocimientos en el campo de la electricidad y la seguridad. En el artículo de hoy encontrarás esos errores que los más «novatos» suelen cometer. ¡Toma nota!

Instalaciones eléctricas en España

Antes de dar paso a los errores más frecuentes, hay que comenzar un poco por las características más importantes de las instalaciones eléctricas de un hogar español. 

En primer lugar, el voltaje estándar que tienen que tener es de 230 voltios con frecuencia de 50 hercios (Hz). 

Además, hay que tener en cuenta las normativas establecidas en el Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión (REBT). Esta normativa establece los requisitos de seguridad, diseño, instalación y mantenimiento de las instalaciones eléctricas de baja tensión.

Asimismo, se requiere que las instalaciones sean sometidas a inspecciones periódicas, generalmente cada 10 años, para verificar su seguridad y funcionamiento correcto.

Solicite información para realizar una obra o mantenimiento de un proyecto civil o privado

Error Nº1: No apagar correctamente la energía

Uno de los errores más peligrosos que se cometen al realizar instalaciones eléctricas sin ayuda profesional es no apagar correctamente la energía antes de comenzar cualquier trabajo. La electricidad puede ser extremadamente peligrosa y, si no se maneja adecuadamente, puede causar descargas eléctricas graves e incluso incendios.

Para apagar la energía de manera correcta, sigue estos pasos:

  1. Familiarízate con el panel eléctrico
  2. Identifica el circuito correspondiente
  3. Apaga el interruptor o retira el fusible.
  4. Verifica que la energía se haya apagado correctamente

Error Nº2: No tener herramientas suficientes

Un profesional está actualizado de las últimas herramientas y de las que son imprescindibles para llevar a cabo una instalación eléctrica. Estas están diseñadas para garantizar la seguridad, la precisión y la eficiencia en las tareas. 

Al no utilizar el material adecuado puedes:

  • Tener más riesgos de lesionarte
  • Dañar los componentes de la instalación eléctrica
  • Obtener un resultado poco satisfactorio, requiriendo una reparación más cara en el futuro. 

Para evitar estos problemas, es esencial contar con un conjunto básico de herramientas eléctricas, que pueden incluir:

  • Alicates de corte y de punta fina
  • Pelacables
  • Destornilladores aislados
  • Probador de voltaje
  • Pinzas de engaste
  • Llave ajustable
  • Cinta aislante
  • Conectores y bornes adecuados

Error Nº3: No realizar pruebas y verificaciones

La falta de pruebas adecuadas puede llevar a problemas de seguridad y funcionamiento incorrecto en el sistema eléctrico de tu hogar.

Algunas pruebas y verificaciones que debes considerar incluir:

  • Verificar la continuidad de los cables y conexiones.
  • Medir la resistencia de tierra para garantizar una correcta conexión a tierra.
  • Probar los interruptores y enchufes para asegurarse de que funcionen correctamente.
  • Verificar que no haya cables sueltos, expuestos o en contacto con elementos peligrosos.
  • Utilizar un probador de voltaje para verificar que no haya corriente en circuitos apagados.

Error Nº4: Desconocer o no seguir los códigos y regulaciones

Por último, y no menos importante, es conocer los códigos y regulaciones establecidos para garantizar la seguridad, el buen trabajo y proteger a las personas y propiedades que pueden estar en riesgo al hacer una instalación eléctrica. 

  • Desconocer o no seguir estas normas puede poner en peligro la seguridad de los residentes del hogar y de quienes lo visitan.
  • Si realizas instalaciones eléctricas que no cumplen con las normas, puedes enfrentar consecuencias legales y multas.
  • Seguir estas pautas ayuda a evitar problemas como circuitos sobrecargados, conexiones inadecuadas o sistemas eléctricos ineficientes.

Como has podido ver, una persona que decide realizar el trabajo de forma autónoma puede llegar a cometer una serie de errores que un electricista no los cometería. Contar con la ayuda de profesionales es fundamental para y por la seguridad de todos. 

En Costa Levante Obras y Mantenimientos contamos con un equipo altamente cualificado para realizar obras privadas y públicas, así como trabajos de instalaciones. ¿Necesitas ayuda?