¿Cuáles son los errores más comunes dentro del sector de la construcción?

La industria de la construcción es un pilar fundamental de nuestro desarrollo y progreso, pero no está exenta de desafíos y obstáculos. Desde pequeñas remodelaciones hasta grandes proyectos de infraestructura, los errores y problemas en la construcción pueden surgir en cualquier etapa del proceso, poniendo en riesgo la calidad, seguridad y eficiencia de las estructuras.

Según un informe reciente de la Asociación Internacional de la Construcción, se estima que aproximadamente el 30% de los proyectos de construcción experimentan problemas significativos que afectan su resultado final. Estos problemas pueden variar desde retrasos en la entrega, sobrecostes y fallas estructurales hasta deficiencias en la planificación y la coordinación.

¿Por qué se puede retrasar una obra?

Uno de los problemas más comunes que se dan a la hora de construir un inmueble es un pequeño retraso en la entrega de la obra. Pero, ¿por qué suelen suceder estos contratiempos?

La planificación es primordial. Si no se ha realizado un estudio detallado del proyecto, una estimación precisa de los recursos que se necesita o un cronograma, es probable que el tiempo de entrega se vea repercutido. 

Otro de los factores que puede recurrir al tiempo de entrega es la falta de suministros y problemas con los proveedores. Retrasos en la fabricación, transporte o dificultades en la adquisición en algunos materiales específicos, pueden afectar al flujo de trabajo y al cronograma de la obra. 

Solicite información para realizar una obra o mantenimiento de un proyecto civil o privado

Problemas de permisos y aprobaciones

Antes de comenzar un nuevo proyecto, hay un problema que es más frecuente de lo que la gente piensa. La obtención de los permisos necesarios y el cumplimiento de los requisitos reglamentarios es un proceso crucial para garantizar la legalidad y la seguridad de cualquier proyecto de construcción.

Estos procesos pueden incluir la presentación de documentos, la revisión y aprobación de planos, inspecciones de seguridad, evaluaciones de impacto ambiental, entre otros. Si se producen retrasos en la tramitación de los permisos, el inicio de la construcción se retrasará.

Además, en algunos casos, es posible que se requieran modificaciones en el diseño o el alcance del proyecto durante la construcción. Estos cambios pueden requerir la obtención de nuevos permisos o la modificación de los existentes.

Materiales que no son de la calidad que se esperaba

A veces lo barato sale caro, y lo que pensamos que puede tener calidad, no la tiene. Cuando se opta por materiales de baja calidad o inadecuados para las necesidades específicas del proyecto, se corre el riesgo de comprometer la integridad y el rendimiento a largo plazo de la construcción.

Los materiales de mala calidad suelen ser menos resistentes a los factores ambientales, como la humedad, la corrosión o los cambios de temperatura, lo que puede debilitar gradualmente la estructura y provocar fallos o daños prematuros.

La selección adecuada de materiales es fundamental para garantizar la calidad y la longevidad de una construcción.

Fallos en el acabado de la obra

Estos problemas están ligados con el uso de materiales de mala calidad que comentamos anteriormente. Cuando una constructora opta por materiales inferiores, se compromete la durabilidad, resistencia y apariencia del resultado final:

  • Sellos defectuosos en puertas y ventanas: Esto puede resultar en fugas y dificultades para abrir y cerrar correctamente.
  • Grietas y ranuras: Los daños en los cimientos y paredes de un edificio pueden ser el resultado de un suelo que no ha sido tratado correctamente o de descuidos en las evaluaciones iniciales.
  • Infiltración de humedad y moho: La falta de un sellado adecuado en los cimientos del edificio puede ocasionar filtraciones de vapor de agua persistentes y daños corrosivos en los materiales de construcción.
  • Desalineación estructural: Este problema puede deberse a problemas en los cimientos, el uso de componentes y materiales de baja calidad o errores en la instalación, y puede tener consecuencias visibles en la estructura del edificio.

Para evitar estos problemas, es esencial ser consciente de su previsibilidad y tomar medidas preventivas. La elección de una constructora responsable y confiable puede marcar la diferencia en la calidad y éxito de tu proyecto.

En Costa Levante Obras y Mantenimientos, entendemos la importancia de ofrecer garantía de calidad en nuestros resultados. Contamos con un equipo humano altamente capacitado y una amplia experiencia en la industria de la construcción. Además, hemos invertido en tecnología de vanguardia para optimizar nuestros procesos y minimizar riesgos y errores durante el desarrollo de la obra.